Cómo Aplicar la Sangre de Jesucristo

Marcos 14:
23 Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio; y bebieron de ella todos.  
24 Y les dijo: Esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada.

Como Jesús dijo, Él derramó su sangre por muchos. 

1 Pedro 1
18 sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata,  19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,

La sangre de Jesús es muy importante para nuestra nueva vida.  Jesús dijo:  “…fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir…”

Apocalipsis 12
7 Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles;  8 pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo.   Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.  10 Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.  11 Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.  
12 Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. !!Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo.

El versículo 11 de Apocalipsis 12 dice específicamente cómo triunfamos sobre Satanás en nuestras vidas:

1. La sangre de Jesucristo
Hay 7 cosas que se expresan específicamente en la Biblia de lo que la Sangre de Jesucristo hace por nosotros en nuestras vidas.

2. La palabra de nuestro testimonio.
No es una oración ni un pedido.  Es nuestra declaración de fe con la cual afirmamos que ya hemos recibido las promesas de Dios.

Mateo 36
36 Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.  37 Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado.

Esto significa que debemos hacer declaraciones y reivindicar nuestra realidad ante Dios (de acuerdo a la biblia y en nuestras palabras), ante nosotros mismos y ante los demás acerca de lo que exactamente debemos hacer y lo que recibimos conforme a las Escrituras en la Biblia. Debemos decirlo con total confianza y convicción de que es verdad porque la Biblia lo dice.

3. Nosotros no debemos amar nuestras vidas hasta la muerte.
Esto significa que a nosotros sólo nos  debe importar el trabajo para Dios y hacer su voluntad (sea lo que sea para cada uno de nosotros en forma individual) y no preocuparnos sólo por vivir por las cosas materiales de este mundo (codicia).

7 Maneras en que la Sangre de Jesucristo Trabaja para Nosotros  

1). Redención
Ser redimido significa ser recomprado, ser recuperado o haber pagado la deuda.

Efesios 1
7 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, 8 que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia,

1 Pedro 1
18 sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata,  19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,

Salmos 107
Alabad a Jehová, porque él es bueno;
Porque para siempre es su misericordia.

2 Díganlo los redimidos de Jehová,

Los que ha redimido del poder del enemigo,

Cuando estábamos pecando éramos propiedad del diablo, pero a través de su sacrificio y la sangre de Jesús, él nos volvió a comprar al diablo. Hemos sido redimidos por su sangre, nosotros debemos decirlo y hacer de esto, un testimonio personal.

Ejemplo de cómo reclamar esto haciendo tu testimonio personal:
"A través de la Sangre de Jesucristo se me ha redimido de la mano del diablo.  ¡Doy Gracias a Dios! "

2). Limpieza

1 Juan 1
5 Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.  6 Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad;  pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.  8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.  9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.  
10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.

Nuestra limpieza con la Sangre de Jesucristo es un proceso continuo, siempre y cuando caminemos en la luz (y no pequemos más).

Salmos 51
5 He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre.  6 He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo, y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría.  
Purifícame con hisopo, y seré limpio; Lávame, y seré más blanco que la nieve.

Jesús lo hace por ti, por ti mismo no puedes hacer nada acerca de tus pecados, por lo que no tienes que sentirte culpable de tus pecados, porque a través de la Sangre de Jesucristo, eres limpiado de todos tus pecados y por lo tanto tú debes tener paz sabiendo esto.

Ejemplo de cómo reclamar esto haciendo tu testimonio personal:
"Mientras camine en la luz, la Sangre de Jesucristo me limpia ahora y continuamente de todos los pecados.  ¡Doy Gracias a Dios! "

3). Justificación  (Para Ser Justos)

Romanos 5
5 y  la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.  6 Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos.  7 Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno.  8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.  9 Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.  10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.  
11 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación.

La justificación significa que tú no eres encontrado culpable, pero en el contexto de la Biblia: no por tus acciones, sino sólo a través de la Sangre de Jesucristo y a través de su justicia, se te hizo justo. Ahora tú eres justo, eres justificado, y no eres encontrado culpable. Ahora, el diablo no tiene manera de acusarte de tus pecados.

Isaías 61
10 En gran manera me gozaré en Jehová, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada con sus joyas.

Cuando tú confías en Jesucristo y en el sacrificio que hizo por ti, entonces serás vestido con el manto de la salvación y cubierto con el manto de la justicia.

Cuando el diablo te dice (en tus pensamientos), que has pecado gravemente y no hay esperanza para ti, debes estar de acuerdo con él.  Tienes mucha razón satán, yo he pecado mucho, pero todo eso está en el pasado y ahora estoy vestido con la justicia de Jesucristo!

Ejemplo de cómo reclamar esto haciendo tu testimonio personal:
"A través de la Sangre de Jesucristo soy justificado, absuelto, no culpable y contado como justo, como si nunca hubiera pecado.  ¡Doy Gracias a Dios! "

4).  Santificación

Hebreos 13
12 Por lo cual también Jesús, para santificar al pueblo mediante su propia sangre
, padeció fuera de la puerta.

Santificación significa ser santo, o ser hecho santo, pero sólo podemos ser santos con la propia Santidad de Dios.

Hebreos 12
10 Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad.  11
Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.

Dios nos disciplina para convertirnos en partícipes de su Santidad (no por nuestra Santidad).

Ejemplo de cómo reclamar esto haciendo tu testimonio personal:
"A través de la Sangre de Jesucristo, soy santificado, separado del pecado, apartado para Dios y hecho Santo con la Santidad de Dios.  ¡Doy Gracias a Dios! "

5). Vida

Levítico 17
11
Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona.

Si tan sólo pudiéramos entender realmente lo que tenemos en la sangre de Jesucristo. En una gota de la Sangre de Jesús hay más poder que en todo el reino de satanás, porque tenemos la vida eterna sin medida de Dios mismo.

Juan 6
53 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. 54 El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.  55 Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.  56 El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él.  57
Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí.

Nosotros comemos su carne y bebemos su sangre a través de nuestra fe. Exactamente cuándo creemos lo que Jesús dijo, en su palabra (la biblia), con perfecta fe nosotros recibimos su cuerpo (la carne y la sangre).

1 Corintios 10
16 La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?  17 Siendo uno solo el pan, nosotros, con ser muchos, somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel mismo pan.

1 Corintios 11
23 Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan;  24 y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí.  25 Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí.  26
Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.

Al tomar la comunión en una ceremonia o en nuestra fe, siempre debemos "proclamar su muerte hasta que él venga".

Ejemplo de cómo reclamar esto haciendo tu testimonio personal:
"Señor Jesús, cuando recibimos tu Sangre yo sé que estamos recibiendo tu vida que es la vida de Dios: divina, eterna, y vida sin final.  ¡Te Doy Gracias Señor! " 

“Lo recibo ahora y sintamos  su vida divina entrar a mi cuerpo en este momento.”

6). Intercesión

Romanos 8
34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

1 Timoteo 2
5 Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,

Hebreos 12
22 sino que os habéis acercado al Monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles,  23 a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos,  24
a Jesús el Mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel.

Abel de mala gana dio su sangre, Jesús lo hizo de buena gana.  La sangre de Abel fue derramada en la tierra; la Sangre de Jesús es esparcida en Lugar Santísimo.  La sangre de Abel clamó por venganza, la Sangre de Jesús clama por misericordia.

Muchas veces en nuestras vidas estamos cansados, débiles, enfermos y sentimos que no podemos seguir adelante. Es bueno saber que en estos tiempos la Sangre de Jesús, esparcida en la inmediata presencia de Dios, siempre está hablando en nuestro nombre, gritando por misericordia para nosotros.

Ejemplo de cómo reclamar esto haciendo tu testimonio personal:
"Gracias Señor,  porque aun cuando no puedo orar, la Sangre de Jesucristo está intercediendo por mí en el cielo!"

7). Acceso

Hebreos 10
19 Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo,  20 por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne,  21 y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios,  22 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.  23
Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.

Recuerde siempre que es nuestro testimonio/declaración de fe acerca de lo que su sangre hace por nosotros (Apocalipsis 12:11), si nosotros no damos testimonio de ello, entonces realmente no lo tenemos en nuestras vidas. La Biblia dice que sólo podemos tener acceso a Dios a través de la Sangre de Jesucristo.

Ejemplo de cómo reclamar esto haciendo tu testimonio personal:
"Gracias Señor que por medio de la sangre esparcida de Jesús tengo acceso a tu presencia, a la presencia de Dios todopoderoso y al lugar más sagrado en el universo."

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

twenty − sixteen =